Navigating Market Trends, Personal Finance Tips, and Economic Insights
Popular

Esta situación ha provocado una impresionante pérdida de dinero. En agosto, Hopin, empresa emergente que recaudó más de 1600 millones de dólares y cuya valuación llegó a ser de 7600 millones de dólares, vendió su negocio principal por solo 15 millones de dólares. El mes pasado, Zeus Living, empresa inmobiliaria que recibió 150 millones de dólares, anunció el cierre de sus operaciones. Plastiq, empresa emergente de tecnología financiera que recaudó 226 millones de dólares, se declaró en quiebra en mayo. En septiembre, la empresa de motocicletas ligeras Bird, que atrajo una inversión de 776 millones de dólares, dejó de cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York debido a que sus acciones tenían un precio demasiado bajo. Su capitalización de mercado de 7 millones de dólares está por debajo de los 22 millones que vale la mansión que su fundador, Travis VanderZanden, compró en Miami en 2021.

“Como industria, debemos prepararnos para enterarnos de muchos más fracasos”, afirmó Jenny Lefcourt, inversionista de Freestyle Capital. “Mientras más dinero hayan recibido antes de que terminara la fiesta, más larga será la resaca”.

Es difícil tener una idea clara de las dimensiones de las pérdidas, pues las empresas tecnológicas privadas no tienen la obligación de divulgar información cuando se van a pique o venden. Además, la difícil época que atraviesa la industria ha quedado enmascarada por una bonanza entre las empresas dedicadas a la inteligencia artificial, que ha captado la atención de los inversionistas y recibido financiación en el último año.

Pero lo cierto es que alrededor de 3200 empresas estadounidenses que recibieron capital emprendedor han suspendido operaciones este año, según datos reunidos para The New York Times por PitchBook, que le da seguimiento al desempeño de las empresas emergentes. Esas empresas habían recaudado 27.200 millones de dólares en financiación privada. PitchBook señaló que los datos no son totales y probablemente reflejan una cantidad menor que el total, pues muchas empresas dejan de operar con gran discreción. Además, excluyen muchos de los colapsos de mayores dimensiones que se transformaron en empresas públicas, como WeWork, o encontraron compradores, como Hopin.

Carta, empresa que les presta servicios financieros a muchas empresas emergentes de Silicon Valley, comentó que 87 de las empresas emergentes de su plataforma que recaudaron por lo menos 10 millones de dólares habían cerrado hasta octubre de este año, un número equivalente al doble del total para 2022.

Share this article
Shareable URL
Prev Post
Next Post
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Read next
The Alabama Supreme Court’s in vitro fertilization ruling this year, which held that frozen embryos should be…
A lot of money is tied up in people’s homes. Those who need to tap it most, however, may have the hardest time…
Student loan borrowers who are lucky enough to have access to a 401(k)-type plan, but are too stretched to save…
Last May, Samir Bhavnani, a 47-year-old tech executive from San Diego, was planning a trip to Palm Springs,…